9

La Paz – El verdadero motivo por el que volvimos del viaje

En realidad no teníamos nada que nos obligara a volver del viaje, es más en un principio habíamos salido con la idea de viajar durante un año y ya nos estábamos pasando por 90 días. Llevábamos 15 meses recorriendo el mundo en formato luna de miel. Nuestro estilo fué siempre muy libre. Nunca nos ajustamos a un itinerario fijo ni demasiada planificación.

La Paz 1 (80)

una calle en La Paz, Bolivia

Cuando arrancó el viaje parecía que un año era un montón, que 365 días nos iban a alcanzar para conocer todos los lugares del mundo que quisiéramos. Pero no, nada más lejos de eso. Dando la vuelta al mundo, por un lado, nos hizo pensar que nuestro planeta es más chico de lo que creíamos o en realidad más “alcanzable”. Pero por otro lado nos dimos cuenta que hay tanto para recorrer y ver que aunque se dedicaran 100 años de la vida de una persona nunca sería suficiente, siempre quedarían más cosas por conocer.

La Paz 1 (81)

La Paz, Bolivia

El tema en cuestión era decidir si seguir dando la vuelta o no. Mientras caminábamos por las calles de La Paz en un día nublado, trataba de pensar formas de convencer a Fer para que no paráramos de viajar. Pero cuando a este chico se le mete algo en la cabeza es una misión casi imposible cambiarlo.

La Paz 1 (78)

La Paz 1 (77)

La Paz 1 (79)

La Paz 1 (7)

DÍA 1: Llegamos a La Paz bastante molestos por nuestra situación. A esto había que sumarle un frío de la muerte y muy MUY poco abrigo. Nos compramos algunas cositas para subsistir y cubrirnos un poco más después de haber optado por superponernos todo lo que teníamos en la mochila. Conseguimos precios muy bajos. Yo me ponía 4 remeras, una camisa, un buso, la campera, 2 o 3 calzas y todas las medias que encontraba. Si, si, soy muy friolenta.

La Paz 1 (25)

La Paz 1 (21)

Con todo el mal humor de la situación caminamos hasta encontrar un hotel aparentemente bueno para un presupuesto mochilero, el Hotel Avenida. La habitación más económica era sin calefacción, con desayuno incluido, baño compartido y agua caliente que funcionaba a veces. Nos costó mucho, MUCHO, conseguir lugares con buena comida al precio que estábamos acostumbrados a pagar. Todos los días pasamos por el mercado a comer sopa de maní con fideos, panza rebozada, guiso de res, silpancho con huevo, y tantas otras cosas que nunca antes habíamos probado.

La Paz 1 (15)

Mercado cercano a la plaza San Francisco

La Paz 1 (17)

Muy cerquita del hotel está la Iglesia San francisco frente a la plaza con el mismo nombre. Dentro de la Iglesia subiendo a la parte más alta se pueden disfrutar las vistas de la metrópoli más alta del mundo. Si bien la población es mayormente católica, Bolivia es el país con mayor porcentaje de población indígena en Sudamérica. Las creencias en la Pachamama son tan fuertes e importantes como las cristianas. En La Paz se ve claramente cómo estas dos conviven.

La Paz 1 (51)

Iglesia San francisco

2016-02-03

Iglesia y plaza San francisco

DÍA 2: Pasaban los días en La Paz y no sabía bien cómo encarar el tema para seguir viajando. Sentía que mi compañero de viaje, mi incondicional coequipier me estaba traicionando. Estaba furiosa. En mi mente hacía planes para poder convencerlo. Tracé rutas, busqué precios, hablé con otros viajeros que conocían los destinos a los que quería ir para que lo indujeran. Pero nada, Fer seguía empacado con sus ganas de volver.

La Paz 1 (47)

Caminamos por el mercado sin hablarnos y casi sin sacarnos fotos, había que “actuar” la sonrisa. Yo sacaba fotos a las cosas, a las calles, muchas cholas se ofendían o me pedían que les pagara para tomarles una foto.

La Paz 1 (23)

La Paz 1 (24)

La Paz 1 (46)

La Paz 1 (45)

La Paz 1 (42)

La Paz 1 (40)

En la calle en lugar de haber policías de tránsito había unas personas disfrazadas de cebras. En otro momento si no hubiésemos estado molestos seguramente nos hubiese dado mucha risa. Pero la verdad nos sorprendieron mucho, y si la idea es llamar la atención para generar educación vial, lo consiguen!

2016-05-24

Caminando llegamos al Mercado de brujas dónde se venden todo tipo de elementos para los rituales que tienen que ver con la Madre Tierra o Pachamama. De estos trabajos se encargan los “Yatiris” que son hombres que leen la suerte en hojas de Coca o gente normal en busca de fortuna, trabajo, salud o amor. En el mercado más curioso de La Paz se puede encontrar todo tipo de amuletos, sapos disecados, velas, pelos de animales, fetos de animales, etc.

La Paz 1 (30)

Mercado de Brujas

Mientras caminaba por el mercado de brujas trataba de encontrar algún “convencedor de maridos” o algo similar. Pero lo único que encontré fueron pócimas para aumentar la potencia sexual, otras para fidelidad, también para enamorar a alguien y hasta jabones para volverse irresistible al sexo opuesto. Ninguno me servía!

La Paz 1 (36)

mercado de brujas

La Paz 1 (34)

mercado de brujas

Entre tantas creencias ancestrales de adoración a la Pachamama, una de las cosas que más nos llamaron la atención fueron los fetos de llama colgados en los umbrales de los locales. Había de todos los tamaños y según nos contaron de eso depende el uso que se les da. Puede sonar un poco macabro, pero esta creencia milenaria piensa que quemando los fetos pequeños se atrae la buena suerte personal y enterrando los más grandes en los cimientos de una casa se invoca a la buena suerte.

La Paz 1 (27)

Fetos de llamas 🙁

Cuando empezó a bajar el sol fuimos directo al hotel para no pasar frío. Mientras, apreciamos el arte callejero en las paredes, hay bastante.

La Paz 1 (33)

La Paz 1 (39)

La Paz 1 (38)

La Paz 1 (56)

Vendedoras de tutucas

En el camino nos invitaron a ver la “Lucha de Cholitas”. Es como una especie de lucha libre pero entre las cholitas. En la calle se las ve todas tiernas y pacíficas con sus trenzas y faldas de volados, pero al parecer no conviene meterse en problemas con ellas.

La Paz 1 (54)

Promotoras de peleas de cholitas

Cuando llegamos al hotel pensé que iba a ser el mejor momento para retomar el tema de la “no vuelta a casa”, pero me equivoqué. Me acuerdo que ya estábamos acostados completamente vestidos, con gorro y todo tapados hasta la cabeza. Respirando bajo la frazada para calentar un poco la cama. Sin hablarnos por supuesto. En un momento Fer me miró fijo y me dijo: “La verdad es horrible que trates de obligarme a hacer algo que no quiero”. Me lo dijo tan sinceramente que quedé sin nada que decir. Tenía razón. Qué importaba salirse del itinerario? En realidad, había un itinerario que cumplir? Si uno de los dos no tenía ganas de hacer algo como tantas veces nos había pasado en el viaje de alguna manera negociábamos y nos poníamos de acuerdo. Pero esta vez era distinto, esta vez se trataba de dejar de viajar. Lugares por conocer nos habían quedado miles, pero podríamos verlos en otros viajes, o no, no lo sabía. Lo importante ahora era seguir haciendo lo que nos hacía felices a los dos, y volver a casa era lo que Fer necesitaba.

Si la situación hubiese sido al revés a mi no me hubiera gustado sentirme presionada a ir a algún lugar o a seguir viajando sin ganas. Además cuando me puse a ver bien internamente yo tampoco tenía ganas de seguir viajando sin las ganas de Fer. Es decir, tenía ganas de conocer más, pero sin su entusiasmo ya no tenía mucho sentido. Asi que ahi me di cuenta de lo importante que eran las opiniones de los dos en este viaje. Acercándonos al último destino del viaje reafirmaba con mucha claridad algo que había empezado a descubrir tímidamente en Londres, al inicio del viaje. Me di cuenta que mis lugares preferidos fueron también los que Fer más disfrutó. Me di cuenta viajando que casa o nuestro hogar es cualquier lugar del mundo donde estemos juntos, dónde pueda abrazar a Fer :D.

DÍA 3: Al día siguiente salió el sol junto con la decisión tomada de volver a casa y una fecha fija. Todo parecía más claro y los dos teníamos un sentimiento de que habíamos tomado la ruta correcta. Visitamos el Valle de la luna que debe su nombre a las formaciones rocosas creadas por la erosión del viento y la lluvia durante millones de años. Se parece a la superficie lunar, que no conocemos, pero al menos es lo que cuentan los astronautas.

La paz 2 (24)

Valle de la luna

La paz 2 (19)

La paz 2 (18)

Este parque está ubicado a unos 45 minutos del centro y se puede llegar en transporte público. Los buses que hacen este recorrido son los que dicen Mallasa, pasan por la zona del mercado y cuestan 1 boliviano. El recorrido dentro del valle dura 2 horas aproximadamente con paradas para descansar. La entrada cuesta 15 Bolivianos por adulto. Fué una visita que nos gustó muchísimo. Está bien organizada y el lugar tiene unas vistas hermosas. Vale la pena conocerlo.

La paz 2 (13)

La paz 2 (7)

Este mismo día aprovechando el buen clima tomamos el teleférico. Es el sistema de transporte urbano más alto del mundo.  La Paz es una ciudad de altura, se encuentra a 3.600 metros sobre el nivel del mar, cuesta 3 Bolivianos.

2016-02-033

Llegamos a la plaza Murillo que estaba completamente invadida por palomas, la atracción favorita de los nenes después de los vendedores de pseudo-helados de merengue. Las alimentaban, las correteaban y otros simplemente las observaban.

La Paz 1 (60)

plaza Murillo

La Paz 1 (71)

Así pasamos el día, charlando un poco con los lustradores de zapatos o con quien se sentaba a nuestro lado en uno de los bancos de la plaza y tenía ganas de contarnos un poco de su ciudad o su país.

La Paz 1 (70)

La Paz 1 (67)

La Paz 1 (65)

De vuelta al hotel Avenida nos comimos una empanadas y unos bollos rellenos mientras recorríamos la calle que antiguamente se llamaba “Kaura Kancha”. En ese mismo lugar funcionaba el mercado de llamas, alpacas y vicuñas traidas desde pueblos cercanos por los indígenas en el siglo XVIII. Actualmente esta calle se llama Apolinar Jaen y funciona como un paseo donde las fachadas coloniales están muy bien conservadas.

2016-02-031

La Paz 1 (1)

La Paz 1 (3)

Así terminaron nuestros fríos y reflexivos días en La Paz. El viaje fué mucha negociación, mucho tire y afloje como en cualquier tipo de pareja. Un gran aprendizaje fundamentalmente de convivencia, en escenarios que se presentaban distintos todos los días. Tal vez este fué uno de los que más puso a prueba nuestra capacidad de empatía y comprensión. Pero todo se resolvió y emprendimos el camino a casa.

IMG_9887-

 

noe&fer

Fernando Zuelgaray y Noelia Battista Somos una pareja de recién casados dando la vuelta al mundo :D.

9 Comments

  1. … casa o nuestro hogar es cualquier lugar del mundo donde estemos juntos! besos Noe! lindo el post!

  2. Que lindo volver a leerlos!!! No parenn de cargar su viaje que me falta mucho mundo por ver a travez de sus ojos!! ajaj sincero post! LIKEE

  3. Que lindo post. A nosotros nos paso algo parecido en San petesburgo. Jajajaj. me senti muy identificada con lo de los silencios en la calle, la sonrisa forzosa y la ausencia de fotos de a dos. Al final es como deci:. se trata de un aprendizaje mas y nada mas lindo que el momento en que te das cuenta que no se trata de viajar sino de hacerlo con el otro. Con ese a quien elegis. En fin!. oh el amor y sus desencuentros!. Pd( onocimos a unos amigos suyos en KLM malasya. No me acuerdo sus nombres pero recien arrancaban!.unos divinos. En fn, me fui de mambo. Besossss

    • Hola!!!!!! Siii, supongo que a todos los que viajan en pareja les deben pasar cosas similares. A quienes conocieron?? que intriga!! quiero saber ahora, de que nacionalidad son?? algún dato que te acuerdes para que nos cuenta de quienes son?? Un beso grande :D!!

  4. Que bueno que hayan retomado el blog, me alegra!! En este momento los leo Emoticón smile

  5. Me encanta chicos! Si bien no tengo como idea viajar tanto y como uds, me encanta leerlos. Llegan muchísimo con sus narraciones y más cuando son tan reales y personales (no de chusma, da un toque más familiar a la data turistica Emoticón wink ) Besos!!

  6. Primero me encantó volver a caminar por las calles de La Paz, ciudad que me encanta!
    Por otro lado sentí cierta congoja al ver el desenlace que iba tomando la narración.
    Qué difícil! Pero por otro lado que bueno que puedan saltar los obstáculos de esa manera. Eso es amor sin lugar a dudas. Para imitar diría yo!
    Abrazos enormes y que sigan los buenos rumbos, los que sean y por los caminos que sean!!!

    • Que lindo Juan lo que nos escribis :D!! Es dificil decidir volver, seguro te pasó. Pero mas complicado es cuando hay que decidirlo de a 2. Fué un lindo aprendizaje esta experiencia. Un Abrazo para vos también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *